Malta

Malta

Su ubicación en el Mediterráneo, convierte al archipiélago maltés en un destino perfecto para disfrutar de unas auténticas vacaciones. Valletta, la capital maltesa, ha sido nombrada la ciudad más soleada de Europa, y su historia está ligada a la de los Caballeros de San Juan de Jerusalén. Con sus 320 monumentos en sólo 55 hectáreas, Valletta es un museo al aire libre. El entramado de calles estrechas cuenta con algunas de las mejores obras de arte de Europa, iglesias, palacios, plazas y museos.

Una mezcla de arte, historia, cultura y naturaleza hace que Malta sea un destino perfecto para todos los gustos. La gran variedad de actividades al aire libre y su tamaño es ideal para recorrer todo el país en poco tiempo.

Hay muchos hoteles boutique en la ciudad que se adaptan a todos los precios, y un par de hoteles más grandes en las afueras de la ciudad. Malta es tan pequeña que ningún lugar está a más de 30 minutos de La Valeta en coche. Además, las islas cuentan con un buen servicio de transporte público, logrando que moverse por Malta sea muy sencillo.